Horizontal lanza propuestas para una Constitución con enfoque de género

Este jueves, a las 9.00 de la mañana, el centro de estudios Horizontal presentó en el quinto seminario de su ciclo “Propuestas para el debate constituyente” un nuevo documento con propuestas para construir “Una Constitución liberal debe tener enfoque de género” -nombre del encuentro y del escrito-, el cual cobra especial relevancia si se considera que es primera vez en la historia que el órgano encargado de llevar a cabo esta tarea debe tener una participación equitativa de hombres y mujeres.

La primera en tomar la palabra fue la subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género, María José Abud, quien destacó que “haber logrado la paridad en la Convención debe ser solo el comienzo. El proceso constitucional es una gran oportunidad de enfrentar las discriminaciones contra las mujeres en todas las temáticas que se aborden en la nueva Constitución. También necesitamos que el proceso constitucional inicie un cambio cultural. Un compromiso de mujeres y hombres con un nuevo trato. Que no se continúen perpetuando los estereotipos de género y que se condene la violencia en todas sus formas. Hoy esta debe ser una preocupación y un desafío colectivo, de toda la sociedad”. 

Luego, la historiadora, Valentina Verbal, presentó el documento, destacando que “decir que una Constitución Liberal debe tener enfoque de género es una declaración muy potente. Es clave porque el liberalismo siempre ha luchado contra los sistemas de dominación. La identidad de género es una herramienta de emancipación, e implica que las personas puedan decidir su identidad más allá del género, lo que también importa romper los roles que la sociedad les impone. El lema “la biología no es destino” implica que todas las personas pueden perseguir y determinar su propio destino, sin imposición de roles”.

Posteriormente, la coordinadora de la ONU Mujeres en Chile, María Inés Salamanca, comenzó las propuestas de Horizontal, resaltando: “Tener Constituciones con enfoque de género, es parte del compromiso de los países con el sistema internacional de derechos humanos. Vemos que las Constituciones modernas incluyen cláusulas que promueven la igualdad de género y traer ejemplos de la experiencia comparada como evidencia resulta esencial. Creemos que incorporar el enfoque de género, por cierto, considerando las particularidades de cada país, es una oportunidad de construir una sociedad más feliz para todas y todos, para el fortalecimiento de la democracia y también para alcanzar los objetivos de la agenda de desarrollo sostenible de aquí al 2030”.

Sobre las propuestas constitucionales

En el marco del Proyecto Constitucional de Horizontal, el centro de estudios ha estado trabajando desde el plebiscito del año pasado, en una serie de propuestas para el debate constituyente, en pos de aportar en las diversas materias. Para esto se formaron mesas de trabajo en las que participaron más de 20 académicas, académicos y especialistas de distintas disciplinas.

Específicamente en la propuesta “Una Constitución liberal debe tener enfoque de género” , participaron las abogadas Paulina Lobos y Josefina Navarro, e hicieron sus comentarios Valentina Alarcón, Carolina Contreras, Claudia González y Valentina Verbal. Además, se contó en un comienzo con la participación de la actual subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género, María José Abud, previo a que asumiera dicho cargo.

A grandes rasgos, el documento propone:

1. Utilizar enfoque de género y lenguaje inclusivo, en forma transversal en el texto.

2. Incluir derechos y principios específicos que promuevan la igualdad de género, considerando, entre otros:

  • El reconocimiento de la igualdad y no discriminación por género: La nueva Constitución debe reconocer explícitamente que los hombres y las mujeres son iguales ante la ley y el deber del Estado de promover que esta sea real y efectiva. 

  • El derecho a una vida libre de violencia en el ámbito público y privado: La nueva Constitución debe sentar las bases para que el Estado vele porque todas las personas, y en especial las mujeres, vivan una vida libre de violencia física, sexual, económica y/o psicológica. 

  • Derechos sexuales y reproductivos: Incorporar como parte del derecho a la salud, el acceso a información para decidir libremente sobre la salud sexual y reproductiva; a contar con medios para protegerse de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual, y a encontrar una amplia protección en el sistema de salud.

  • Promoción de la corresponsabilidad de las labores del hogar y crianza: El padre y la madre tienen el deber de contribuir, en igualdad de condiciones y mediante esfuerzo común, a la mantención del hogar, y a la educación y cuidado de los hijos e hijas menores de edad o que presenten alguna discapacidad.

  • Incorporación del enfoque de género en la normativa y políticas públicas: Este enfoque se debe incorporar en el diseño, la implementación y evaluación de las leyes, políticas públicas, planes y programas, siendo el Estado quien debe asegurar que se tomen en cuenta las necesidades, realidades e intereses de las mujeres y personas de la diversidad sexual, especialmente de aquellas afectadas por otros factores discriminatorios que atentan con mayor intensidad contra el pleno ejercicio de sus derechos y libertades. 
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest