Francisca Dussaillant: Mucho que aprender de Finlandia

Señor Director:

La educación finlandesa ha sido considerada y utilizada como ejemplo mundial al que hay que imitar. En 2015, una delegación conformada por autoridades gubernamentales, representantes del Legislativo, rectores y actores relevantes del sistema privado viajó a ese país para conocer en profundidad ese método. Allí tuvimos la posibilidad de enterarnos cabalmente de los detalles que hacían de este país un líder en materia educacional. También conocimos sus zonas oscuras y sus desafíos. Pero una de las cosas que más nos llamaron la atención a todos en esa delegación es lo prestigiada que está allí la figura del profesor de escuela.

El prestigio del profesorado no fue fomentado por los finlandeses a través de campañas, sino que es algo que los docentes de ese país se han ido ganando a punta de esfuerzo, profesionalismo y trabajo bien hecho. Los profesores finlandeses tienen salarios inferiores al promedio de los profesionales de ese país, bajos también si los comparamos con otros países OCDE. Sin embargo, el prestigio de la profesión la hace tan atractiva que son muchos los jóvenes que postulan a las pedagogías, carreras que en Finlandia son altamente selectivas.

También han influido las universidades, que preparan de manera excelente a quienes luego se encargarán de enseñar en la escuela a las generaciones más jóvenes.

Todo esto se da en un contexto en el que el sindicato de profesores, Opetusalan Ammattijärjestö (OAJ), es muy fuerte y congrega al 90% de los docentes.

El sindicato se presenta como una entidad de atribuciones amplias, la única organización del mercado laboral que protege los intereses de los profesionales del sector de la educación, la capacitación y la investigación, y que es a la vez una voz clave en la definición de la política educativa.

Una de las características más determinantes y fundamentales del prestigio y fuerza del OAJ es su independencia y no adscripción política. Según sus propios asesores, la clave de su éxito y de su potencia radica en no tener dueño. A la luz de los eventos recientes, queda claro que nos queda mucho por aprender de Finlandia.

El Mercurio
By | 2019-07-15T15:36:36-03:00 7 julio 2019|Columnas de opinión|Comentarios desactivados en Francisca Dussaillant: Mucho que aprender de Finlandia

About the Author:

Horizontal
shares