Arturo Subercaseaux: El bandejón de la alameda

Twitter es una buena fuente de bromas y memes, pero este fin de semana cierta propagandista emplazó al alcalde Alessandri por el estado del “bandejón central de la Alameda” usando una foto de París durante la crisis de refugiados. Cualquiera rápidamente identificaría que no es Chile, pero aún así decidió viralizarla, para luego insinuar que no conocía la Alameda. Delirante, ¿no? Ni tanto. Muchos propagandistas de la extrema derecha recurren persistentemente a las #fakenews, casi como si fuera oxígeno para sobrevivir. “El bandejón de la Alameda” es parte de una rutina en la que se incluye hostilizar a Camila Vallejo por “apoyar la pedofilia” por usar una polera de Simone de Beauvoir o que la ONU buscaría eliminar la cueca por sexista. Una estrategia efectiva, porque, aunque usted no lo crea, existe gente tan sustraída de la realidad que les creen.

Las redes sociales han beneficiado el debate público, pero tiene una cara no tan amable: las noticias falsas, especialmente contra los migrantes. Anónimos difunden como “hechos” las más variadas mentiras, como que aumentan la delincuencia, que son una carga fiscal desproporcionada, que gozarían de atención preferente y hasta subsidios públicos, que saturarían servicios educativos, especialmente en el nivel parvulario, y un largo etcétera de problemas que rápidamente se los adjudican, sin evidencia. Les basta ver un consultorio con un par de migrantes o la historia de alguien que no recibió un cupo JUNJI para exclamar que Chile está en una crisis migratoria.

Pero ¿Qué nos dice la evidencia sobre la migración en Chile? Y, sobre todo, ¿Cómo puede el Estado responder adecuadamente a la demanda de los 1,2 millones nuevos residentes por bienes y servicios públicos?

Un reciente libro publicado por el CEP permite desmontar cada uno de los mitos comunes. Si les dicen que migrantes son un gran gasto fiscal, sepa que el Estado gasta USD $380 millones en ellos, principalmente educación y beneficios sociales (DIPRES 2019), mientras que contribuyen sólo en impuesto a la renta USD $357 millones, USD $45 millones en pago de visas, y números estimados de más de USD $1000 millones en IVA. Es decir, los migrantes como grupo contribuyen al Fisco mucho más de lo que el Estado gasta en ellos. Nota relevante: sólo un 18% de los chilenos paga impuesto a la renta (cuando el sueldo supera 700 mil pesos), por lo que en los hechos tanto los migrantes como sus dementores tuiteros probablemente paguen los mismos impuestos.

Diversos estudios del Banco Central, MINEDUC, el DEM, CLAPES UC ratifican categóricamente que: con debida nivelación, migrantes mejoran convivencia escolar y obtienen mejores resultados, son más emprendedores y crean nuevas rutas comerciales, benefician y dinamizan la economía, o que compiten en igualdad de condiciones por plazas de trabajo y que no generan tienen grandes impactos en el mercado laboral fuera de costos de ajuste temporales en economías tomadoras de precios internacionales (teorema de Rybczynsky).

No sirve de mucho romantizar la migración. No se trata de solamente exaltar lo positiva que es, omitiendo sus impactos negativos, sino reconocerla como un fenómeno complejo, que, si bien en general es muy beneficioso, también impone grandes desafíos de política pública, sobre todo en el corto plazo. Que se haya triplicado la población migrante en apenas cinco años, particularmente si es tan concentrada en comunas determinadas, como ocurre en Independencia, Estación Central o Quilicura, impone expandir o diseñar nuevos servicios públicos para aumentar la capacidad de carga de dicho servicio sin precarizar la posición de sus beneficiarios históricos.

Contar con información objetiva y fidedigna, y especialmente contar con un marco normativo que favorezca la migración segura, ordenada y regular es imprescindible para desarrollar políticas que permitan a los migrantes no sólo maximizar sus potencialidades para desarrollar sus proyectos de vida en los que serán sus nuevos países, sino que se integren en nuestra sociedad en una sociedad abierta, inclusiva y segura para todos. Sobre todo, es la información el mejor antídoto frente al nacionalismo irracional y medios de comunicación que felizmente se prestan como plataforma para estos.

La Tercera
By | 2019-08-30T12:09:14-03:00 29 agosto 2019|Columnas de opinión|Comentarios desactivados en Arturo Subercaseaux: El bandejón de la alameda

About the Author:

Horizontal
shares